Síndrome Asperger

Síndrome de ASPERGER

Hoy os venimos a hablar sobre el síndrome de Asperger, que es un trastorno del desarrollo que se incluye dentro del espectro autista  y que afecta la interacción social recíproca, la comunicación verbal y no verbal, una resistencia para aceptar el cambio, inflexibilidad del pensamiento así como poseer campos de interés estrechos y absorbentes.

Características Asperger

Este trastorno se manifiesta de diferente forma en cada individuo pero todos tienen en común esas características. Conocerlas es relativamente importante porque es aconsejable que las personas implicadas en la educación del niño tengan unos conocimientos mínimos, pero sobre todo acceso a los recursos y programas específicos que les puedan facilitar información y orientación.

Sería beneficioso si la escuela, además de las familias, estuvieran dispuestas a aprender sobre las dificultades a las que ellos y el niño harán frente.
Ante todo, debemos recordar que cada niño con síndrome de Asperger es único y tiene su propia personalidad que tiene que ver con su historia, experiencia, carácter… No nos olvidemos de que son niños como el resto y se les debe dar ayuda y comprensión por parte de quienes los rodean.

Tips para utilizar con niños Asperger:

  • Utiliza un lenguaje a un nivel que puedan entender y asegúrate de que lo ha entendido. Una respuesta de si o no, no es suficiente.
  • Para tareas complicadas se pueden dar ayudas visuales como listas o secuencias de imágenes.
  • Se les debe animar por cualquier logro especialmente cuando utilicen espontáneamente alguna habilidad social.
  • Es conveniente anticipar los cambios para que estén preparados
  • Se debe introducir en la medida de lo posible, cierta flexibilidad en su rutina.
  • Sería de gran ayuda identificar los disparadores de tensión.
  • Estaría bien trabajar estrategias para hacer frente a las situaciones difíciles.
  • Practica la toma de turnos
  • Es importante enseñar la diferencia entre público y privado
  • Demuéstrales cariño y orgullo
  • Limita el tiempo para intereses especiales a fracciones diarias.
  • Siempre se debe ser consistente en las promesas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *